Cena de Año Nuevo

Estándar

Aunque bien, no es tradicional específico de esta fecha, el Menudo o Pancita, fue lo que mi papá preparó esta vez para recibir el año nuevo mientras despedíamos la noche vieja.

Es un platillo un tanto primitivo, en el que solo se utilizan pocos ingredientes. Así es. Simple, delicioso y bastante. Y no olvides de servirlo caliente.

Pero, ¿qué demonios es el “menudo”? Bueno, quizás lo hayas escuchado mencionar en un restaurante de comida tradicional (estés en el país que estés, es platillo tradicional, seguro) o más desafortunadamente, lo hayas escuchado cuando alguien se refiere al estómago abultado de algún individuo pasado de peso (es despectivo, no lo hagas; bueno, no tantas veces).
Y precisamente el Menudo a eso se refiere; es el estómago de res.

Hasta aquí parece algo casi horripilante (yo aún utilizo esa palabra).

¿Comer el estómago de la vaca?, ¿Pero ahí es donde procesaba su comida? Iugh.

Sinceramente yo también pensaba eso. Y era como toda persona (toda) que dice que algo no le gusta y ni si quiera lo ha probado.

Una vez que comí un trozo de carne, muy blanda, con un lado bastante suave y casi sin bordes, y otro lado como si tuviera “pelusa”. Esa es la textura de la carne.

Bueno, suficiente descripción de mis sentimientos al menudo, vayamos al platillo.

No es una regla, pero prefiero hacer este tipo de platillos-caldos en una olla algo grande (créeme, no te arrepentiras).
Dentro primero pondremos la carne de menudo. Esta carne la puedes encontrar en el departamento de Carnes en (casi) cualquier supermecado. El esto es alrededor de los $100 pesos mexicanos (MXN) por Kilo, pero no te preocupes, una buena olla de menudo solo requiere alrededor de 500-600 gramos de carne de menudo, por lo que no gastarás más de $100 en carne, y alcanzará para al menos 15 o 18 porciones bien servidas. Algunas personas agregan pata de res. Si, pata. Las pezuñas de la vaca. Puede parecer irracional, pero agrega un sabor excepcional la mayoría de las veces. Just do it. Y además no es más caro.
No es necesario que el agua esté hirviendo para agregar la carne. Junto, agregas la pata de res, y al menos 1 cabeza de ajo. Mi papá le agregó dos. Agrega sal al gusto, y puedes poner una o dos hojas de laurel dentro.
Una vez hervido por una hora o una hora-y-media, notarás que el caldo se torna un color blanco mate y que la carne esté suficientemente blanda (la consistencia de la carne se torna aguada y resbalosa), el menudo está listo, al menos la carne. Retiras las hojas de laurel, las cabezas de ajo y toda la grasa que veas que está flotando. Ya no las necesitamos.

El siguiente ingrediente que necesitamos son granos de maíz. La buena suerte, es que venden unas latas enormes de granos de maíz precocidos, que no necesitan ser hervidos de nuevo. No quiero hacer promoción pero los granos de maíz que más me han dejado satisfecho, en sabor, calidad y precio, son latas de Teasdale, una marca que me imagino venden en (casi) todos los supermercados, contiene 29oz. (800 gr.) y alcanza bastante bien para un olla grande. Sobrarán granos de maíz. El costo es de aproximadamente $50 o $60 pesos más, pero como te digo, sobra.

Solo hay que dejar que hierva algunos minutos, para que el maíz se llene del sabor de la carne, y listo.

El menudo está listo dos horas después. ¡Ahora es tu turno!
Te toca decorar la mesa para la familia o para los que van a comer. Es de sugerencia que sean platos hondos y algo angostos, preferibles sobre platos extendidos, ya que el platillo sabe mejor siempre caliente.

Siguiendo la simplicidad de este delicioso plato, que bien puede utilizarse como desayuno, comida o cena, los aderezos o extras que podemos utilizar.

Personalmente, solo agrego cilantro picado y cebolla picada. Yo pongo bastante en el plato, pero con poca cantidad es suficiente para agregar sazón al menudo. Unas pocas gotas de medio limón bastarán. No agregues sal, ya que dentro del plato solo se revolvería o quedarían los grumos enteros y aunque estaría bien, no queremos alterar el sabor solo por agregar algo rudimentario como sal. Además, no la necesita.

Como complemento, he sabido de personas que acompañan con pan torcido o pan virote. No sé cómo lo llamen en tu país pero, Google it. También puede utilizar tostadas. Eso es lo que compró mi papá. De preferencia tostadas freídas un poco, y no horneadas, y bajas en sal.

menudo

Agregado: En mi opinión, no puede faltar al menos un chiltepín (síl, esas bolitas rojas de chile bastante picante) flotando en mi plato. Le da un sabor exquisito a cada cucharada. Ten cuidado de no agregar mucho. Es bastante picante pero vale la pena.

Y ya está. Es algo simple, sencillo, y puede rendir fácil para una familia que, como la mía, repetimos al menos una vez.

Me despido, lectores. (:
No sin antes desearles de corazón ¡Feliz Año Nuevo 2015!
Les deseo que las fiestas los colmen de paz y la sabiduría pueda ser encontrada año con año. Buen provecho.

PD: Psst, psst; No olviden el recalentado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s