La lista de Schindler | Un héroe para mi también

Estándar

La lista de Schindler

El que salva una vida…

Una genial historia de un buen empresario que sabía cómo hacer buenos negocios y sobresalir en un momento en que la guerra y muchos factores no facilitaban el buen desarrollo.

Oskar Schindler comenzó su historia de éxito cuando viajó a Cracovia, ciudad cercana a su ciudad natal, para convertirse en un empresario como lo era su padre, pero más ambicioso en este caso.
Aprovechando la guerra, y la situación de los esclavos judíos que había relegados por todas partes y maltratados por los nazis, el vio un Good Business en todos ellos, mano de obra barata, eficiencia y resignación: trabajo es trabajo.

Al principio, al menos eso era lo que él pensaba. Para manejar la empresa, contrato a la fuerza a Stern, un judío como todos los demás, pero que sabía manejar una empresa. Cuando fue el comienzo de desalojo de judíos hacia uno de los barrios en donde estarían controlados por mientras, Stern comienza una serie masiva de reclutamiento. La empresa de Schindler era metalúrgica, y le vendía ollas y cubiertos al ejército alemán; si había guerra, había negocio.

Al cabo de unos pocos años, Schindler presumía que tenía una gran empresa, mucho más grande que la que tuvo su padre, rebasando el número de empleados y de intereses generados por mucho.

En un malentendido, los judíos que caminaban un día más para sobrevivir en la empresa, fueron interceptados por un grupo de soldados alemanes para que palearan la nieve. Un hombre manco, no podía palear de la forma debida, por lo que fue ejecutado, acción que llevo a Oskar a una plática interesante con generales de alto mando para recuperar a su personal, plática que lo adentraría más a más a las filas del ejército hasta llegar a infiltrarse para conocer más cada día a los trabajadores que el necesitaba, al menos en un principio, para su fábrica de metales.

Gente que necesitaba, gente que era llamada y, una vez fuera de los campos aunque esclavos, se sentían libres. Dado eso, una residente de Cracovia, solicitó a Schindler que llamara a sus padres a trabajar a su empresa, para que pudieran estar a salvo en el refugio que era. Aparentemente enojado y molesto con la imagen que él mismo había creado de su empresa, como dije, aparentemente, quiso detener lo que parecía que estaba pasando, pero no fue así. Al cabo de unos días se reunió con Stern y solicitó la liberación de los padres de la mujer.

Y así fue como Oskar fue sacando de los campos uno por uno en comienzo, y después trenes cargados de judíos que en un principio estaban condenados a la muerte de diversas formas.

Oskar escribió una lista de más de 1,000 personas que después compraría con toda su fortuna para sacar de los campos incluso una vez que quedara en la quiebra.

Hubo bastantes rivalidades entre otros soldados y personas del ejército que en algunas ocasiones dudaban del porqué Schindler necesitaba tantos empleados, incluso sabiendo que su empresa iba en declive gracias a la mal mano de obra que estaba comprando. No era Good Business, pero era algo más grande de lo que podía parecer.

Al finalizar la guerra, Schindler era buscado por miembros del partido, los judíos que quedaban vivos obtuvieron una parte de su libertad. Schindler se sintió mal con el mismo, diciendo que aún le quedaba aunque poco, un monto con el que pudo haber salvado unas cuantas vidas más con el mismo método, cosa que no importó a los sobrevivientes y citando la frase con la que comienza y termina este ensayo.

Oskar Schindler es memorado por este acto que se volvió humanitario aun siendo del partido nazi.

… salva al mundo entero.

Oskar Schindler

28 de abril de 1908 – 9 de octubre de 1974

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s