Viajes | Fundamentales en mi vida

Estándar

Escribo desde el autobús que me lleva a mi destino y hogar: Mexicali.

Y es que los viajes de mil kilómetros son los que me dan un poco más de vida cada vez que suceden, son algo que disfruto a pesar de casi todo; tu novia te deja, el niño del asiento de al lado llora, una señora regaña a un niño por hacer ruido y ella es más ruidosa, el chofer trae su música folklorica, huele mal, etc.

image

A punto de partir.

Sí hago cuentas resumidas de este viaje, puedo decir que fue bastante triste, aunque eso cambiara cuando vea la casa de mis pequeños hermanos y la más importante, de mi papá.
Más o menos a eso de las 11pm, el sueño me invadía y con el su compañero el insomnio, algo común cuando sabes que vas en un viaje de 13 horas más retrasos.

El chofer acaba de encender las pantallas después de hacerlas apagado aproximadamente a las 10:30pm, son las 9:20am. Película: búsqueda implacable 2.

A eso de las media noche en punto, la necesidad de estar dormido después de tan solo una hora de mala tarde y aún así sentir el cansancio pesado, no sabía como acomodarme, tenía frío, mucha hambre y, estaba angustiado.
Visto una camisa de manga larga a cuadros blancos, grises y azules, en la cual me encerré poniendo mis brazos fuera de las mangas y abrazando a mi cuerpo para sentir calor, o al menos eso esperaba.
Después de mil intentos y varias vueltas, entre el pasajero de al lado y el pasillo, con un brazo dentro otro por fuera, me quedé dormido, al menos las 3 horas que tanto me hacían falta.

Retén: hay 3 de mi casa a mi hogar, y un bloqueo estúpido por un conflicto político.

En este momento estoy en el último de los puestos militares que se encargan de inspeccionar el vehículo y todas las maletas de los pasajeros.
El tiempo pasa y lo fila ha avanzado un espacio en 20 minutos.
Los niños de los alrededores comen sabritas y todo el autobús huele a ello.
Me doy cuenta que la señora de atrás cuando no ronca se está quejando.

Quisiera tener una historia más interesante, un viaje épico, pero esto es lo que es para mi, lo que hago 3 veces al año más el regreso, lo que veo mi momento más solo y vago del año, y sí puedo vivir con eso.

Llego a la central de autobuses, bajo, espero, había alrededor de 38°C, la mochila me lastimaba el hombro, tenía hambre y el sol me provocaba sueño de sol, pero llegaron. Del otro lado del boulevard miro un coche blanco modelo poco reciente, con dos manos agitandose en el interior; mi papá y mi hermano.
El sentimiento es tan grande de alivio y un toque de saciedad de que llego la segunda ocasión del año en que los visito, y a pesar de que disfruto la primera tanto como todas, ya estoy planeando la siguiente y anticipando lo que sentiré.
El viaje a casa para un hogar volvía a ser un éxito.
De camino a donde vivimos, es en promedio media hora en coche y a pesar de que estaba destrozado, lo estaba disfrutando pleno y feliz.

Los mejores viajes fijos que hago y no me canso de repetir cada vez.

Ojalá mi novia estuviera en compañía y viviendo sí no es que lo mismo quesiento yo, lo mejor que puede ser para nosotros.

Soy Luis Arturo y estoy de viaje, de todos los viajes.

image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s