Pro-tips de la nutrición que no te salvarán la vida, pero la disfrutarás

Estándar

Si has visto mis estados de whatsapp, te habrás dado cuenta de que me la llevo comiendo, día y noche, de todo básicamente, y en toda la ciudad…
Seguramente te podrás cuestionar: porqué no estoy gordo, qué tan sano me encuentro, de dónde saco “tanto” dinero, entre otras cosas… y pues, aquí van mis pro-tips (muy sencillos pero básicos), que me han servido durante muchos, muchos años.

1) El más importante, recuerdalo siempre: debemos comer para nutrirnos, no para llenarnos.

2) Si vas a un restaurante, no comas todo, siempre pide para llevar (si llevas tu tupper, te la rifaste).

3) ¿Carbohidratos? Aunque son muy necesarios y están en todas las comidas, muchas de ellas yo simplemente no las como, o soy consciente de ello cuando lo hago. Neta, no los necesitas, no comas harinas y modera la cantidad de fruta.

4) investiga qué es una porción, y vive con ello. En realidad las porciones son lo máximo, hasta son divertidas.

5) Come muchas verduras, de la forma en que tú quieras, pero yo lo hago crudo. Las verduras crudas, neta, saben delicioso. Nada (NADA) en este mundo que sea comestible, tiene mayor sabor que las verduras crudas. Quizás seas carnívoro, y yo también, y al principio te cueste trabajo y te tome algo de tiempo asimilarlo, pero te hago esa promesa; sí tienen un sabor muy delicioso, complejo y lo mejor, muy variado. No te vas a arrepentir.

6) Siempre (SIEMPRE) come de lo que te gusta. Ni es régimen alimenticio ni es para mantenerse en forma: es para comer, nutrirse, estar agradecido y ser feliz. Sí, ese postre no te hará daño (diabéticos, no me hagan caso), pero procura compartirlo, será mejor para todos. Y tampoco te pases, no seas puerco, recuerda las porciones.

7) Divide todas las comidas en quintos, como les enseñaron a “los diabéticos”. En realidad todos deberíamos comer así… “es que no puedo estar comiendo todo el día”, “por eso la gente engorda”, a ver gente, ¿les ha funcionado entonces comer como lo han estado haciendo? Ah veda.

8) Tomar té caliente. Creo yo que esto es esencial: no importa la hora, y hasta cierto punto, no importa la cantidad. Puedes tomar un “venti” de té y no te hará daño, aunque sí se va a enfriar. Pero, ¿un vaso con café exageradamente grande y lleno de azúcar y xantinas? Nop, no lo necesitas, en serio, no lo querrás en tu sistema (coffee lovers, siéntense, y cállense).

9) Las bebidas durante la comida: agua o nada. No más. Esta al principio me llevo tiempo, sobre todo cuando comía comidas un poco secas, pero me acostumbré, tanto a masticar bien la comida y disfrutarla, como a variar las porciones de seco y el tipo de comida. Si van a un restaurante o durante la comida en sus casa, no ordenen bebidas, mucho menos si son frías… Esto les puede causar desde una molestia, agravar el mal del puerco, hasta unos torsones marca Depend (patrocíname).

10) A ver, al grano y las cosas como son: ¿qué le pasa a la comida después de que en nuestro cuerpo ya cumplió su función? ¡Así es, sin pena! Ladi Di también se aventaba sus alligators al Tames. Por favor, humanos, va-yan-al-baño. Sí. Por lo menos una vez al día, de preferencia dos veces. Acostumbren a su cuerpo, oblíguenlo a que tiene que desechar lo que no es necesario, que no lo almacene. En verdad no entiendo como es que para algunas personas es completamente normal, ir al baño un día sí y un día no. No lo soporto, eso es sufrir, sufrir gastroinstestinalmente, y no está bien.

Bonus) Lo pongo a lo último porque en realidad no es mi fuerte. Haz ejercicio. ¿Qué? ¡Que hagas ejercicio maldita sea! a veces creemos que nos hace falta tiempo, que necesitamos un espacio especial para esto, que no estamos motivados, que no podemos, o que simplemente no es necesario. Yo sí hago ejercicio. Siempre que puedo, me mantengo activo todos los días. Inclusive al momento de movilizar a mis pacientes, hago estiramiento, utilizo la mecánica corporal científica, me concentro en mis movimientos, utilizo los músculos y no le doy prioridad a hueso y ligamento. Créanlo, sí cuenta como ejercicio, cuando lo haces de la manera adecuada.

Así es como lo hago yo. Todos los días. Todos.
Ser consciente de lo que como, de lo que hago y de todo lo que me rodea, me hace ser así.

Además, no quiero parecer arrogante o grosero, pero hagan ejercicios mentales, piensen todo durante todo el día. El cerebro consumirá tanta energía que necesitaran estar consumiendo nutrientes constantemente, ¡y está bien!

Por último, me quedo con una frase de una muy buena película de animación, vecinos invasores: nosotros (los animales) comemos para vivir, ellos (los humanos) viven para comer.

GRACIAS ESTÓMAGO, PERDÓNAME.

Anuncios

Pasante de Licenciatura en Enfermería en Servicio Social

Estándar

Ser un PLESS. Oh sí. La satisfacción/desesperación de tener que dar gracias a la sociedad por todo lo que me ha ayudado a mi formación profesional. El año de servicio social en el que eres un esclavo de la Secretaría de Salud. Pero no lo vean tan malo, es decir, si es malo, ¡pero no lo vean así! Puede ser el mejor año de tu carrera si así te lo propones. Así como debiste proponerte que fueran tus años de universidad. Continuar leyendo

¿¡Qué está pasando!?

Estándar

Hola a todos los que no me han leído ni hoy ni ayer. Porque no soy un publicador regular.

gonzalez_9

Resulta (pero no resalta) que de nuevo, había olvidado que existía WordPress. Bueno no, solo que no lo recordaba, lo que es algo malo, porque en realidad me encanta escribir, mis dedos comienzan a trabajar y lo hacen tan rápido y mi mente da vueltas e intenta frenarse para darle tiempo a mis manos… En fin, es algo que lo disfruto un montón (botellón de ron tras botellon) [ah no es cierto, eso de una canción de Calle 13].

Y es que me doy cuenta de que no es necesario dedicarle mucho tiempo a esto. Ni si quiera es necesario dedicarle mucho tiempo a lo que te gusta, ni a todo. Más bien, creo que funciona como la curva de tolerancia, que si la mantienes por mucho tiempo en el mismo lugar, esta tiende a “mover el cero” más hacia arriba, es decir: te acostumbras. Y yo no quiero acostumbrarme a lo que me gusta. Si bien encuentro muchas cosas nuevas que me agradan y me pueden comenzar a gustar (o encantar, como en los cuentos), es necesario quedarse lo más que se pueda con lo que estás disfrutando.

Y así es como vuelvo, después de no sé cuánto, a darle un poquito de vida y agragar algunos bytes (y bites) a este espacio. Y espero que los demás que lo tienen pensado también lo hagan. Y si bien escribo en estos momentos porque en realidad no tengo amigos para platicar y la gata no habla humano, pues es algo que sigo queriendo, dentro de todas y pocas cosas que en realidad quiero. Así que voy a escribir.

Después les cuento cómo me va en el Servicio Social (SS, como me gusta abreviarlo, en alemán).

Soy luisartjacobo y mientras escribia esto escuchaba la plática de los albañiles que están trabajando en la casa de al lado. Si chiflan en clave incluso, creo que la estoy descifrando. ¡Saludos a todos!

PD: hoy desayuné pizza.
PD2: también comí pizza a medio día.
PD3: khastapazandaaaa

Lo que papá te dice…

Estándar

Hace ya algunos días, quizás meses, mientras platicaba con mi papá por teléfono, de esas largas pláticas que no mucho sentido se les encuentra, cuando se le puede hablar de lo que se tenga en mente en ese momento y para nuestra fortuna hacer un chiste de eso y luego tener algo para contar, le platiqué a mi papá por alguna extraña razón, que yo dibujaba, que me gustaba dibujar entre algunas cosas; casas. Así es, más que nada casas, fachadas, sueños que quiero construir, para mi o para alguien más, para vender o para convertirlas (o que alguien más lo haga) en algún tipo de patrimonio.

Y fue así como en pocos minutos, luego de la charla poco productiva-mucho constructiva, mi papá me dijo una de las verdades que, en realidad, no habían estado ocultas de lo que yo creía ni mucho menos de lo que yo pensaba, más bien era uno de los objetivos de los que había desviado el curso y que lo había, en cierto modo, olvidado: publicar en algun lado de internet (mejor aquí que en otra parte) los dibujos piojosos que había estado haciendo.

Y es que hay muchas cosas en las que encuentro motivación e inspiración, pero fue mi papá, el hombre que todavía es mi héroe y ahí lo mantendré yo por siempre no importa qué, en él fue que encontré las ganas para publicar y sobre todo ese pequeño empujón. Y menos mal que la charla fue por teléfono que si no, estoy seguro que si me empujaba de verdad quien sabe que tan fuerte.

En fin, por cualquier motivo horrible (no es cierto) de la vida, y con su toque irónico, en esta entrada no voy a publicar ningun “boceto”, dibujo u lo que sea (esa última frase la usa mi apá), pero tenía tantas ganas de escribir, y mi compu le queda como media hora de batería, y pues aquí está, el caso es que: recuerdo porqué hago las cosas y no recuerdo (si recuerdo) porqué las dejo de hacer. A veces.

Soy luisartjacobo y mientras escribía esto veía un fragmento de la película de Ben Stiller, La Vida Secreta de Walter Mitty, en la parte que viaja en longboard hacia un volcán en erupción. Genial.

PD: te quiero mucho papá, por siempre, gracias

Contador de visitas y visitas de motivación

Estándar

Algo que no me puedo explicar, es cómo es que diariamente se ha mantenido en el sitio, en este sitio, siempre vigente el contador de visitas.

¿Son reales estas estadísticas?, ¿alguien pasa por aquí (aunque sea por error) para ver algo dentro de las entradas?

Y es que si bien no es un contador mayor a 10 por día, lo que sí, es continuo. Casi perpetuo. Y no deja de moverse día con día; pareciera insignificante pero es algo que me llama la atención. ¿Cómo funciona eso?, ¿wordpress tiene una respuesta para mi? Si sabes de lo que hablo, deja algun comentario.

El caso es que, la curiosidad existe y en ocaciones me puede parecer algo impresionante que alguien realmente entre a leer algo que yo escribí. Me da un sentimiento extraño y que ni si quiera puedo asegurar de que hayan leído mi entrada, por eso pregunto específicamente cómo es que funciona ese condenado contador.
Las entradas más vistas son, en orden: Mi página principal, Tanatología | Enfermería y 144p en Youtube | Oye Youtube, ¿Es un chiste?. Y siguen sumando, cada, día.

Las situaciones que me motivan, en general salen de mí mismo, soy yo quien busca su propio interés en las cosas, pero en ocasiones es una incógnita de cierta inseguridad que mantiene el suspenso de para qué realmente estoy realizando algo, se me olvida, o simplemente me salgo un poco del camino. Sabes, creo que me hizo falta poner de esos topecillos despertadores al lado de mi carretera, ya sabes, para darme cuenta cuando me estoy orillando demasiado; quisiera que hubiera algun comentario y asumiera ser esos pequeños topecillos, ya sabes, algo así…

Soy luisartjacobo y escribí esto en parte de mi hora libre en la escuela. BUHOS. (pff)

Nueva temporada

Estándar

El inicio de esta entrada es lo más difícil, y lo más fácil a la vez.

Y es que no he escrito, al menos aquí, en más de 8 meses. Casi un embarazo de tiempo. O un embarazo pre-término de tiempo.

Las razones son muchas: 1) se me olvida, 2) “no tengo” un tema para escribir, 3) no tengo tiempo (parece cliché pero es neta, mi tiempo lo ocupan otras actividades), 4) se me olvida (ya lo mencioné antes?), 5) mi inspiración para escribir está en otro lado (mi libro, coming soon, bueno no tan soon), 6) ya muy larga la lista…

El caso es que mientras más pienso, hago menos. Es en este sentido en el que odio el slogan de Nike (marka rejistrada): Just do it. Y sí, sólo hazlo. Así de sencillo. No hay nada más intimidante y retador que una frase coherente, concreta y completamente cierta.

Aun así, estimados lectores afianzados, no solo me senté a escribir aquí; tejí un plan en al menos dos horas, un muy mal plan, pero que al final, la ejecución lo lleva viento en popa a razón de escribir 100 palabras por minuto (easy, Mr. flash).

El escribir sobre mi síndrome del blog en blanco me ayuda a desblanquearme y de cierto modo, recordad el porqué me gusta tanto escribir, de plasmar algo que probablemente en algún servidor del mundo quede grabado por siempre, aun si es que no es relevante más que para el que escribe. Es por ello, que no solo en esta entrada le quito el número cero al contador de entradas, sino que reafirmo mi compromiso de hacer lo que me gusta. De continuar con mi promesa de cambiarme a mi mismo cada día de mi vida para ser mejor, y de retroceder cuando sea necesario. Así que heme aquí, teniendo una de mis entradas express que pocas veces eh escrito (dos es poco, depende de qué se cuente). Así que sí: quiero ser escritor, pero también Enfermero (Lic.), carpintero, músico, filósofo, filantropo, hombre, autor, escultor, pintor, padre, comerciante, político, cineasta, productor, inversionista, inventor, piloto aéreo, …

La lista crecerá probablemente por mucho tiempo, y si bien dicen que “el que mucho abarca poco aprieta”, tengo la fortuna de no querer apretar si no más bien hacer, crecer y vivir. Necesito apoyo y tiempo, así que intento aprovecharlo (a veces).

¿Alguna idea?, ¿algo de inspiración para todos? Dejame un comentario o manda un correo a luisartjacobo – gmail para ver las opciones.

Soy luisartjacobo y mientras escribia (en la casa de mi abuela) está el sonido de fondo de La Rosa de Guadalupe (perdón por eso).

PD: Escribiré sobre lo que yo más quiera escribir en el momento en que lo haga. Esto será random sin quererlo.

Una noche en vigilia

Estándar

El día de hoy y de imprevisto, recibí una visita para ver si podía ser en velador en turno.
Al tratarse de un familiar, que hacia tiempo que no sabía nada de él, y de repente te digan que está actualmente en terapia intensiva de recuperación es, bueno, es algún sentimiento encontrado.
Mi respuesta al instante fue un rotundo y decidido: Sí.
Aunque de principio, fui elegido ya que están enterados que curso Enfermería (a secas, porque pocos saben que es una licenciatura), en realidad el trabajo no es de cuidado ni procedimiento sino de mera vigilia. Estar atento, en medida de lo posible, por si la institución necesita algo que comunicar al familiar o en caso de requerir de algún objeto o consentimiento.
Aunque yo de principio si creí que tendría la oportunidad de poder brindar mis cuidados a mi familiar, no me decepcione cuando me dijeron que sería un guardián en vela. Y eso me quitó el sueño, algo bueno para un velador en turno.
Al tener este espacio en donde expresarme, realizare pues, con esta experiencia, mi primer post de cronología actualizando el contenido y convirtiendo esta entrada en un record de lo que fue esta noche de desvelo.
Let’s get started.

Continuar leyendo